La Demajagua Digital

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Diario Digital de Granma, Cuba.         "Año 56 de la Revolución"

Decálogo del buen escucha

E-mail Imprimir PDF
Hace un tiempo leí un artículo que sustituía el civismo y sus reglas por la "junglaridad", en aras de explicar con este neologismo la ausencia de prácticas de buena educación y cortesía. No obstante, los obstáculos de la cotidianidad no pueden dañar el trato y conducción amable en esta jungla de asfalto.
Los buenos modales son un bien universal necesario que se subordina a modas, edades y culturas. Su praxis constituye una tarea diaria, constante a lo largo de la vida.
Uno de los problemas más acuciantes, según investigaciones, resulta que en la mayor parte de las conversaciones las personas no escuchan con la intención de comprender el mensaje, sino de contestarlo.
Quizás muchos opinen que este comentario es redundar sobre el tema, pero lo importante es marcar una diferencia en el asunto. En esta ocasión pretendo sugerirles 10 reglas prácticas para ser buenos escuchas, con los cuales numerosos libros, estudios y especialistas coinciden de una forma u otra:
1.Mira a la persona que está hablando.
2.Obvia todas las distracciones.
3.Hazle saber que la escuchas: usa gestos y frases como inclinar el cuerpo hacia el interlocutor y asentir con la cabeza, emplea los vocablos si, claro, lógico, desde luego. Pero no abuses o lo hagas con descaro.
4.Sonríe siempre, elimina barreras y trasmite confianza.
5.Pregunta para saber más del tema: se obtiene información y se muestra interés. Podemos preguntar: ¿tú crees?, ¿cómo fue exactamente?, ¿qué pasó?
6.Resumir o parafrasear lo que el otro ha dicho es signo de que le hemos entendido correctamente.
7.Ten especial cuidado de no interrumpir, hablar de uno mismo o cambiar de tema mientras escuchamos.
8.Evita dar un consejo antes de tiempo, tranquilizar al otro o quitarle importancia a lo que nos está contando.
9.No finjas que has comprendido, esto solo entorpece la comunicación.
10.No juzgues, debemos ser abiertos y reconocer que el sujeto se está expresando y debes concederle la libertad que merece.
No debemos olvidar que la escucha es una herramienta fundamental para la resolución de conflictos. Hacer un buen uso de ella, aunque a simple vista pueda parecer sencillo, entraña cierta dificultad y necesita mucha práctica.
El ejercicio de las normas de cortesía nos permite aprender a respetar a los demás, conseguir las metas propuestas, saber qué hacer en cada situación, disfrutar de una vida fácil y agradable.

 


<< Página anterior                    Próxima página >>

 

 

Periódicos provinciales

Documento sin título

...conectados

Tenemos 355 invitados en línea