La Demajagua Digital

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Diario Digital de Granma, Cuba.         "Año 56 de la Revolución"

Donde se protege la naturaleza

E-mail Imprimir PDF
Se le puede encontrar en el camino hacia Pilón, en la suroriental provincia de Granma. Allí en el lugar conocido como Ojo de Agua, ya llegando al costero municipio, tiene su parcela, y su hogar.
Este hombre de rápido accionar y muy conversador le imprime a sus días mucha energía, porque nunca está ocioso. Sentirse útil es una máxima que practica desde joven, y a sus años, no se abandona.
Por eso, José Arias Cardero contribuye con la producción de alimentos en El Framboyán, como ha denominado a sus tres hectáreas de tierra. Allí aplica sus conocimientos, sus experiencias, para mantener con calidad las plantaciones y aumentar los rendimientos en un suelo secano como ese.
A FAVOR DE LA NATURALEZA
La labor de José busca siempre más alimentos para la población, pero además, que no atente su accionar contra el medio ambiente. Por eso, su finca es agroecológica desde el primero de noviembre del 2009, de referencia nacional, y gran satisfacción muestra cuando habla al respecto.
"La agroecología es muy antigua, yo aplico algunas técnicas para la conservación y preservación del suelo de las erosiones, y buscar mayores rendimientos agrícolas.
"Tengo barreras vivas y muertas para evitar la erosión, entre las vivas están el sagú, la piña, la calabaza; he sembrado árboles que sirven como cortinas rompevientos y como postes vivos para ir dándole más garantía a los perímetros de la finca y para consumo animal, cuando se secan los utilizo como combustible para hacerle comida a los puercos, tienen varios usos", explicó José.
José rota los cultivos. En un año planta yuca, que requiere de muchos nutrientes, en determinada área y en el otro periodo, frijol, para que aporte nitrógeno, por poner un ejemplo.
"En el caso del plátano, toda la materia que se elimina se incorpora al suelo cuando se descompone, la caña que tengo es para alimento de los animales y sirve como barrera, el kingrass también tiene ese propósito.
"En la quebrada tengo tranques con madera y plantas, así evito que los nutrientes se vayan. No utilizo productos químicos ni quemo, el abono es con materia orgánica", comentó José.
Los conocimientos no le caen del cielo. Buscar información para después llevarla a la práctica ha sido una de sus acciones fundamentales, y resultado le ha dado. Explotar al máximo lo que nos brinda la naturaleza, pero cuidándola a la vez, es una premisa que ha aplicado muy bien.
PARA LA MESA DEL PILONERO...
Y en este pedazo, perteneciente a la Cooperativa de Créditos y Servicios (CCS) Mártires del Mareón, se produce yuca, maíz, plátano vianda, en menos escala el boniato, frijol, habichuela, ají.
El aporte es para el consumo de la población, para un hogar materno de la zona y el autoconsumo.
En fomento existen plantas de aguacate, coco, mango, marañón.
La cría de ganado menor, de puercos criollos fundamentalmente, porque se adaptan a las condiciones del clima es otra de sus labores.
Por más de 10 años José ha fungido como presidente del consejo de defensa, con buen desempeño. Este agricultor incansable está dispuesto a ayudar en lo que se necesite.
La cooperativa Mártires del Mareón a la que pertenece José Arias, tiene rendimientos aceptables y logra producciones con calidad. Con 72 caballerías dedicadas a cultivos varios y más de 130 asociados, el conformismo no está entre sus atributos y por eso, continúan trabajando para lograr otras fincas como las de José.
"Alrededor de ocho campesinos están esforzándose para insertarse en la tarea agroecológica; preservar el entorno y hacer nuestro hábitat más sano es de los propósitos", explicó Yunier García Hidalgo, presidente de la CCS.
Desde el 2006 este pedazo de tierra le da satisfacciones productivas a José Arias. Generalmente trabaja solo allí y la mañana lo sorprende atendiendo su posesión. Aprovechar al máximo las técnicas para cuidar el medio que nos rodea, debería ser, a su entender, un objetivo fundamental para todos los campesinos.
De esa manera, hay disposición para rato. José Arias sigue en El Framboyán aplicando sus conocimientos, y brindando a la naturaleza sus cuidados.

<< Página anterior                    Próxima página >>

 

 

Periódicos provinciales

Documento sin título

...conectados

Tenemos 231 invitados en línea